Es cierto que ciertas drogas puedan aumentar nuestro deseo, pero esto no significa que vayan a aumentar nuestro placer, es más, en ocasiones al consumir drogas y tener sexo pueden no llegarse a sentir nada.

En el blog de hoy analizaremos como afectan algunas de las drogas más habituales al sexo.

El Tabaco

Esta droga legal reduce la excitación, disminuye la lubricación y retrasa el orgasmo en las mujeres, mientras que en los hombres se ven afectados especialmente la calidad de los espermatozoides y sus erecciones.

La Marihuana

La marihuana produce básicamente que tu sistema nervioso se relaje, hace que te sientas bien y estes a gusto, por eso muchos creen que ayudará a mejorar sus relaciones sexuales, pero la verdad es que con el tiempo puede reducir considerablemente los niveles de testosterona, producir disfunción eréctil y como no, disminuir el deseo sexual.

En el caso de las mujeres el coito puede parecer incluso doloroso, se disminuye la lubricación vaginal, puede alterarse el ciclo menstrual, etc.

El alcohol

El alcohol y la diversión parecen ir siempre de la mano, pero cuando incluimos las relaciones sexuales a la ecuación todo puede ir muy mal.

En hombres puede impedir que mantengan la erección dirante todo lo que se desea, que se disminuya la producción de testosterona, así como el placer, que se tarde mucho más a conseguir el orgasmo, etc.

En el caso de las mujeres, se puede llega a retrasar mucho el orgasmo, disminuye la lubricación y también la intensidad y el placer.

De todas formas hemos de dejar claro una cosa, no va a ser lo mismo beberse una copa que muchas.

En conclusión podemos afirmar que las drogas pueden llegar a afectar muchísimo a nuestras relaciones su salud sexual.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

más

Posts relacionados

Call Now Button
Abrir chat