Las cosquillas y El Sexo

Lo cierto es que alguna personas encuentran excitante las cosquillas, pudiendo incluso llegar al orgasmo solo con estas, tanto recibiéndolas como dándolas. El fetichismo de cosquillas existe y hoy queremos contarte más sobre el.

Este fetichismo forma parte de una de las prácticas de BDSM, ya que en cierto grado un tipo de dominación y sumisión.

Las cosquillas se usaban antiguamente como método de tortura y como ya sabemos pueden llegar a ser muy molestas, pero este no es precisamente el objetivo del fetiche.

El verdadero objetivo es dar placer, de forma que deberemos seguir una serie de pasos para conseguirlo. Lo mejor es empezar lentamente e ir aumentando la intensidad, viendo como reacciona nuestra pareja. Ves probando que funciona mejor, si las uñas o los dedos, además ni siquiera tienen que hacerse con las manos.

Para poder llevar a cabo la práctica, será necesario tener el consentimiento de ambas partes, si es así, el juego puede empezar como uno más quiera. Se pueden utilizar por ejemplo esposas, la inmobilización puede ayudarnos a encontrar el clímax y encontrar los mejores puntos.

Utiliza vibradores y juguetes sexuales, tapate los ojos, humedece la zona, combina las cosquillas con azotes; todo es posible, en esta practica y seguro descubrirás que las cosquillas son mucho más agradables de lo que imaginabas.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

más

Posts relacionados

Call Now Button
Abrir chat