Día de las personas con discapacidad

Muchas veces tenemos ciertos handicaps en nuestras vidas que nos “obligan” a tener que detener nuestra vida sexual durante un breve periodo de tiempo: tenemos un accidente leve, un alto grado de estrés en el trabajo, estamos enfermos…y hasta que no estamos recuperados completamente no volvemos a nuestra rutina sexual habitual.

Imagínate, que ese “problema” lo tuvieras de forma permanente y no pudieras tener una vida sexual plena. Pues ese el problema al que se enfrentan diariamente las personas discapacitadas.

Somos sexuales por naturaleza y tenemos necesidades en ese ámbito, y por ende, derechos para disfrutar de una vida sexual plena, no hace falta decir, que esos derechos amparan también a las personas con discapacidad.

Existen ONG que realizan una gran labor, ayudando mediante la asistencia sexual, que es un servicio basado en una figura compleja la cual hace a la vez de ayudante, amante, amigo y confidente. Esta asistencia sexual no se debe confundir con la prostitución, ya que son términos muy distintos. Los asistentes tienen que comprender al enfermo y ayudarle en el camino del conocimiento sexual.

Hay que diferenciar entre la discapacidad física y la psíquica, ya que esta última es más especial, dado que detrás del caso existen historias familiares más traumáticas, haciéndole más complicado a la persona poder explicar sus propias necesidades.

En páginas como asistenciasexual.org además de poder ampliar información al respecto, ponen en contacto a asistentes sexuales con pacientes para realizar las consultas.

Otras de las organizaciones más importantes a nivel internacional es www.yeswefuck.org en el que disponen de casos de personas con diferentes discapacidades.

Logo de yes,we fuck! ONG dedicada a la asistencia sexual.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

más

Posts relacionados

Call Now Button
Abrir chat