Paquete 100% DISCRETO | Envío GRATIS desde 49€

Paquete 100% DISCRETO
Envío GRATIS desde 49€

Squirting: cómo puedo expulsar un chorro de placer

Squirting, ¿te suena? Se trata de la expulsión en chorro de grandes cantidades de líquido eyaculatorio femenino.

Como ya hablábamos en otros post anteriores, las glándulas Skene son las encargadas de expulsar el líquido eyaculatorio generado por el punto G. El tamaño de estas glándulas varía en función de cada persona. Esta es la razón por la que no todas las mujeres pueden eyacular en squirt. La mayoría eyacula de forma más desapercibida expulsando una pequeña cantidad de líquido translúcido blanquecino, lo conocido como eyaculación femenina Y si el tamaño de las glándulas es muy reducido, puede que el fluído se vaya a la vagina y no salga al exterior.

 

¿Cuándo se produce el squirt?

Cuando una mujer llega al máximo placer, puede expulsar de la vagina un líquido transparente compuesto por una mezcla de urea y otros componentes parecidos al os de la orina.

No todas las mujeres experimentan esto, pero las que lo han logrado lo han hecho mediante la estipulación vigorosa de la zona G.

Sin embargo, conseguir tener un squirt no significa disfrutar más que con un orgasmo tradicional. Tan solo es una repuesta sexual, por lo que si no lo consigues no tienes que preocuparte.

Para saber si eres de las afortunadas que pueden lograr el squirt, debes experimentar con tu cuerpo. Puedes intentarlo con estos consejos que te harán más fácil conseguirlo.

 

Claves para conseguir tener un squirt

  • Relájate: debes estar convencida de que quieres hacerlo, estar tranquila y dejarte llevar. Respira lentamente y concéntrate en disfrutar cada momento del sexo. El poder de la mente es muy importante.
  • Disfruta de la experiencia: deja la meta a un lado y disfruta de cada segundo. Si nos obsesionamos con el squirt no vamos a sentir nada.
  • Lubrícate: nuestro principal aliado para conseguir el squirt es el punto G. Hidrata la zona con lubricante para aumentar la sensibilidad de la zona G.

  • Estimula tu punto G: puedes hacerlo con tus dedos, con el pene de tu compañero o con un juguete sexual. Ya te contamos cómo encontrar el punto G. Experimenta con esta zona, cambia el ritmo y los movimientos. Recuerda que, aunque te entren ganas de orinar, no debes parar. Esa sensación es una señal de que vas por buen camino.No te centres únicamente en el punto G, estimula también el clítoris para aumentar la excitación.

  • Penetración con movimientos pélvicos: eleva tus caderas con una almohada, aprieta las nalgas y mueve la pelvis hacia delante. De esta forma los músculos se contraen y el placer de la penetración es mayor.

 

Es recomendable que la penetración se haga con los dedos o con algún juguete sexual estimulador de punto G. Si quieres intentarlo con tu pareja, algunas posturas que pueden ayudarte a estimular el punto G de forma más directas y efectivas son La Cowgirl y El Perrito.

 

Solo sabrás si eres capaz de tener un squirt si lo intentas. Experimenta con tu cuerpo y prueba nuestras recomendaciones. Si, finalmente, no eres capaz de tenerlo, no tienes nada de lo que preocuparte. Podrás experimentar otras muchas sensaciones del sexo. ¡Sobre todo si lees nuestros post!

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
más

Posts relacionados

Fantasías sexuales en casa

Sabemos que está siendo una temporada dura para todos, por eso desde Regalo Erótico queremos animaros a que pongáis en práctica nuevas fantasías sexuales para

Call Now Button
Abrir chat